• /
Cargando...
Actividad física mejora la cognición

Los efectos de la actividad física en las funciones cognitivas de los ancianos podrían ser el resultado de una mejor circulación sanguínea y oxigenación del cerebro (Williams y Kemper 2010), lo que favorece que se formen más neuronas y, de este modo, se mantenga el volumen cerebral (Etnier et al., 2006) .

 

La actividad física podría o debería ser utilizada como terapia de apoyo en síndromes clínicos de demencia en trastornos neurodegenerativos, ya que los individuos que son físicamente activos son menos propensos a desarrollar deterioro cognitivo y demencia y tienen mejoría en al menos algún aspecto de la función cognitiva, el volumen cerebral, y conectividad cerebral funcional.

 

Sin embargo, hay una cuestión de la intensidad apropiada del ejercicio. El ejercicio aeróbico de baja intensidad tiene un efecto positivo en la percepción y atención visuales espaciales, mientras que la actividad física moderada tiene un impacto positivo en la cognición general, memoria de trabajo y atención, memoria verbal y atención y viceversa.

 

Mientras que la mayoría de los expertos recomiendan el ejercicio vigoroso o moderado, muchos de ellos advierten que una mayor intensidad requiere más atención de la actividad y menos a procesos cognitivos, particularmente en términos de reducción de reacciones, atención selectiva y flexibilidad a las tareas.

 

También hay una pregunta adicional sobre lo que debe ser esa actividad física. Aunque algunos expertos creen que la mejor combinación es el ejercicio aeróbico y los ejercicios contra resistencia, no está del todo claro si la mejora en la cognición es el resultado de la aptitud vascular cardíaca. Por otro lado, para la mayoría de los ancianos es más adecuado realizar una forma alternativa (no anaeróbica) de actividad debido a la comorbilidad y la fragilidad.

 

Podemos concluir que la actividad física tiene un efecto positivo en la cognición, pero que la intensidad adecuada y el tipo de ejercicio permanecen sin resolver

 

Enlace al artículo completo

 

Koš?ak Tivadar, B. Biogerontology (2017). doi:10.1007/s10522-017-9708-6

WEB EN CONSTRUCCIÓN - LOGOS