• /
Cargando...
Los médicos deben prescribir ejercicio físico a los mayores

Las personas mayores se encuentran entre los grupos de edad con mayor crecimiento en los Estados Unidos, con más de 47 millones de adultos ≥ 65 años. Se considera que para el año 2030, el número de individuos de 65 o más años alcance los 74 millones, lo que hace a los mayores de 85 o más años el segmento de mayor crecimiento de nuestra población.

 

En la actualidad, dos de cada tres adultos mayores padecen varias enfermedades crónicas, y el tratamiento de estas afecciones alcanza el 66% del gasto de la atención de la salud del país. De acuerdo con ello, la iniciativa Healthy People 2020 del gobierno de los Estados Unidos ha fijado unos objetivos medibles que deben alcanzarse el año 2020, con el objetivo general de "mejorar la salud, la función y la calidad de vida de los mayores".

 

Mientras la participación en un programa de entrenamiento físico habitual regular es una intervención de coste eficaz, con beneficios conocidos para mejorar la salud, retrasar la disfunción física, y prevenir / tratar la enfermedad crónica en los mayores, solo el 22% de los adultos de 65 años cumple con las recomendaciones para la actividad física. Por otro lado, los adultos mayores tienen la capacidad de adaptarse y responder tanto el entrenamiento aerobio como al de fuerza, sin embargo, solo el 32% de los médicos recomienda aconsejar el ejercicio o la educación a los mayores durante una visita a la clínica. Dado que la mayoría de los factores de riesgo asociados con las enfermedades crónicas aumentan con la edad, la adopción de una actividad física regular es esencial para amortiguar el declive funcional asociado con el envejecimiento y para mejorar los resultados sobre la salud y la discapacidad en los mayores.

 

Es vital, por tanto, que los médicos entiendan los aspectos que rodean la prescripción del ejercicio en los adultos mayores para que las recomendaciones efectivas y las intervenciones clínicas pueden ser diseñadas para maximizar el beneficio en el segmento de mayor crecimiento de nuestra población y mantener el ejercicio en una población de más edad.

 

La actividad física es una conducta compleja con una miríada de determinantes fisiológicos y ambientales que son únicos para los mayores. A pesar de las barreras conocidas, los mayores poseen la capacidad de adaptarse y responder al entrenamiento aerobio y al de fuerza. Según Amanda y sus colaboradores (2016), las iniciativas como la campaña más antigua del ACSM el Ejercicio es Medicina instan a los médicos para que registren la actividad física como un signo vital, y prescriban el ejercicio, como si fuera un medicamento para los pacientes.

 

En en general, los mayores puede ser animados a participar en 30 min / día o más en un programa de ejercicio aerobio de intensidad moderada 3 a 5 días / semana con un total de 150 min / semana y complementarlo con el entrenamiento de la fuerza, de la flexibilidad y del equilibrio ≥ 2 días / semana.

 

Dada la conocida eficacia de ejercicio para mejorar la salud y el tratamiento de las enfermedades crónicas, es imperativo que los médicos comprendan la naturaleza polifacética del ejercicio en los mayores para que el ExRx eficaz pueda ser diseñado de forma que maximice los beneficios en el segmento de más rápido crecimiento de la población. El (ExRx) es un programa de actividad física diseñado de una manera sistemática e individualizada en los términos de Frecuencia, Intensidad, Tiempo, Tipo, Volumen y Progresión, conocido como principio FITT-VP que El Colegio Americano de Medicina del Deporte recomienda para las personas mayores

 

Más información

 

 

WEB EN CONSTRUCCIÓN - LOGOS