• /
Cargando...
¿Paracetamol o ejercicio en la artrosis?

Este meta-análisis es el más completo para evaluar la eficacia del paracetamol a dosis alta y es consistente con los hallazgos de estudios anteriores. Una revisión sistemática (osteoartritis) informó que el efecto para el paracetamol versus placebo fue <0,2 desviaciones estándar versus placebo en una escala en 0,2 a 0,5 se caracteriza como un pequeño efecto terapéutico. [1] Los medicamentos no esteroides antiinflamatorios en dosis terapéuticas tienen tamaños del efecto de 0,3 a 0,5 utilizando el mismo enfoque. [2]
 

Algunos datos sugieren que el paracetamol en una dosis alta puede inhibir la ciclooxigenasa, especialmente la COX-2. Estudios observacionales de cohortes a largo plazo han informado que las personas que toman paracetamol al día pueden tener un mayor riesgo de hipertensión incidente, deterioro de la función renal e incluso infarto de miocardio. Cabe señalar que no hay tales riesgos se han reportado para las personas que usan paracetamol intermitente o a una dosis inferior. [3] Además, paracetamol en una dosis alta [4] puede causar una caída en el nivel de hemoglobina, lo que sugiere que este inhibidor de la ciclooxigenasa puede causar sangrado gastrointestinal.

Está claro que altas dosis de paracetamol en última instancia, no sólo ofrece poco en términos de eficacia, sino que, al menos en dosis altas, puede tener un efecto desfavorable provocando toxicidad hepática

Si bien el paracetamol intermitente para aliviar el dolor de vez en cuando es seguro y puede ser marginalmente eficaces, altas dosis de paracetamol probablemente deberían evitarse, dada su eficacia y riesgo de toxicidad limitada. Si el paracetamol ocasional no es eficaz, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides intermitentes u otros tratamientos farmacológicos deben ser considerados. Además, para la osteoartritis, el tratamiento de ejercicio, se ha demostrado ser eficaz, es seguro y está infrautilizado.

 

 

Referencias

Zhang W, Nuki G, Moskowitz RW, et al. OARSI recommendations for the management of hip and knee osteoarthritis: part III: changes in evidence following systematic cumulative update of research published through January 2009. Osteoarthritis Cartilage 2010;18:476–99.

Verkleij SP, Luijsterburg PA, Bohnen AM, et al. NSAIDs vs acetaminophen in knee and hip osteoarthritis: a systematic review regarding heterogeneity influencing the outcomes. Osteoarthritis Cartilage 2011;19:921–9.

Glasser SP, Khodneva Y. Should acetaminophen be added to the list of anti-inflammatory agents that are associated with cardiovascular events? Hypertension 2015;65:991–2.

Doherty M, Hawkey C, Goulder M, et al. A randomised controlled trial of ibuprofen, paracetamol or a combination tablet of ibuprofen/paracetamol in community-derived people with knee pain. Ann Rheum Dis 2011;70:1534–41.

Acceso al artículo completo

WEB EN CONSTRUCCIÓN - LOGOS