• /
Cargando...
Volumen de actividad física y su relación con los síntomas de neuropatía diabética

INTRODUCCIÓN

El incremento en la incidencia de la diabetes, 371 millones en el mundo, agravado por los niveles de sedentarismo, es uno de los principales problemas de salud de la sociedad moderna. Una de las complicaciones y consecuencias más comunes de la diabetes es la neuropatía, caracterizada por una degeneración neurológica que afecta primariamente a las fibras cutáneas nociceptivas de pequeño diámetro.

La actividad física se ha convertido en una terapia más para estos pacientes, mejorando su forma física, ayudando a regular los niveles de glucosa, reduciendo factores inflamatorios así como promoviendo la capacidad regenerativa de los axones cutáneos, enlenteciendo o previniendo la progresión de la neuropatía.

 

 

OBJETIVO

El objetivo de esta investigación fue evaluar el nivel de actividad física en personas con diabetes tipo II y examinar la relación entre estas variables con otras como los síntomas de neuropatía, los niveles de glucosa y de proteína C-reactiva así como su IMC (índice masa corporal)

 

 

METODOLOGÍA

Un total de 38 pacientes con diabetes tipo II participaron en este estudio correlacional. Los pacientes fueron citados para una entrevista donde se recogió su IMC, así como los niveles de glucosa y de proteína C-reactiva mediante una analítica de sangre. El volumen de actividad física (total-semana, ligera, moderada y vigorosa) y de tiempo sentado se calcularon mediante el cuestionario IPAQ (cuestionario internacional de actividad física). Para evaluar los síntomas de neuropatía se realizó el cuestionario NSS (neuropathy symptom score).

 

 

RESULTADOS

El volumen total de actividad física correlaciona significativamente con la puntuación del cuestionario NSS (r=-0.405, p=0.012). Así, el total de actividad física ligera y vigorosa correlacionan significativamente con la puntuación del cuestionario NSS (r=-0.396, p=0.014) y con los va los valores de proteína C-reactiva (r=0.368, p=0.035) respectivamente. El total de tiempo sentado al día correlaciona significativamente con el IMC (r=0.384, p=0.019) y, los niveles glucosa (r=0.356, p=0.039).

 

 

CONCLUSIÓN

La actividad física tiene un impacto positivo sobre los síntomas de neuropatía, a mayor volumen de actividad física, menores síntomas de neuropatía. La práctica de un mayor volumen de actividad física vigorosa parece estar relacionada con unos valores más bajos de la proteína C-reactiva, involucrada en los procesos inflamatorios de la neuropatía diabética. Así, conductas sedentarias como permanecer mucho tiempo sentado se relaciona con valores más elevados de glucosa e IMC.

Los resultados de esta investigación apoyan la hipótesis que sostiene la importancia de la actividad física como terapia para pacientes con diabetes tipo II.

WEB EN CONSTRUCCIÓN - LOGOS